Apagando la luz del prójimo


Los valientes de los bichos raros o ovejas negras

Es complicado contar o narrar según qué temas de la vida, pero si es verdad que, muchas personas seguro que se sienten identificadas. La cuestión es estar en el círculo familiar o círculos muy cercanos sentirte un bicho raro, ser tratado como inadaptado y mil cosas más destructivas por quien las dice e incluso, no entran en razones aun conversando. La defensa de gente que es maltratada por muchos es dura y cada vez son más casos.

Tenemos que tener claro no dejar de ser nosotros, pues quien no le interese se marchara (duela lo que duela). Ahora bien, la fe en Dios nunca se debería de perder. Él da el sustento, sin olvidar que nada es lo que parece.

Muchas veces el asunto parece estar muy oscuro para ver la luz al final del túnel, pero cuando nos damos cuenta no era para tanto. Contar una cosa, Dios siempre nos ama y siempre nos envía señales para darnos lo que necesitamos y lo que no, nos lo quita por no servirnos.  

Es verdad que los círculos de amistades y familiares existe una oveja negra y siempre es atacado por los demás (por ser diferente), pero al ser un bicho raro, siempre la vida te da la verdad en tus decisiones, creo que, no se debería de dudar. También podemos pedir al universo que nos quiten los enemigos del camino, pero nos podemos llevar la sorpresa de quedarte solo y eso, es sencillamente que nadie valía la pena estar a tu lado. ¡No perdamos el tiempo! 

Tenemos que seguir siendo iguales y mejor cada día desde el momento que nos levantamos de la cama, mejorarse, ser bondadoso, comprensivo e inquebrantables ante el infortunio de la gente tóxica que no tienen el mismo nivel vibracional y eso, hace que dependamos de ello (bajando nuestra vibración). 

Sé que es difícil, pero ¿alguien dijo que las situaciones fueran fáciles? Por ello, tenemos que confiar siempre, en que, delante de nuestras narices se ponga la cosa muy difícil, pues siempre Dios y el universo ayudara a ver el camino correcto. 

Siempre los que suelen ser bichos raros tienen que dejar sus cosas para complacer a la de los demás, siempre eres y serás el último en todo ese tema, pero lo más cruel es que, cuando no lo haces (eres evidentemente el malo o el inadaptado). No hagamos caso a esos venenos, pues no es tuyo, sigue caminando y siendo tú —ya llegara el día que encajes en el lugar correcto—. El universo conspira hacia nosotros. ¿Cómo lo sabes? Llevo 45 años viéndolo. 

Duela lo que duela, siempre existe la solución de ser hoy un poco más felices que ayer y quien eso no lo aprecia y apaga tu luz, esa persona no te interesa o no interesa que este a tu lado no dándole ese poder. 

Saludos y viva el amor… Con eso, nadie puede. 

¡Sigamos manteniendo la luz en el mundo!

Miguel Ángel. 


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.