En un domicilio…


Miguel Angel.
Miguel Angel.

Hola amigos lectores, hoy vamos a comentar un relato de algo ocurrido hacé unos años, son muchos casos que ocurren de verdad, ahora comentaremos lo que paso y el porque de las cosas. Fue un día como otro cualquiera donde estaba trabajando y fui a un domicilio con unos compañeros. Al llegar a la zona, cogimos las herramientas de trabajo y procedimos a subir al domicilio. Claramente no sabia donde me metía pero la sorpresa fue cuando lleguemos a la puerta del domicilio, al llegar vi un cacharro de esos de los mercados para coger turno y un pequeña cruz de madera casera. Al entrar sentí una presión descomunal como si se tratara de 10 sacos de 20 kilos encima mio, la cuestión que entrando en el domicilio cada vez mas pesado me sentía. Recuerdo que el pasillo era largo, pero no era un pasillo normal ya que algo entramada, era algo muy extraño. Pense que quien tenia ese cacharro en la puerta para coger turno en su casa, que cosas.

El caso que al estar caminando por el pasillo y sintiendo ese peso, vi en el techo una niebla espesa “como si del cielo nublado se tratase”, me quede blanco y pregunte al compañero si el lo veía, claro que parece que solo lo veía yo ya que el me comento que no, no veía nada. El domicilio era muy extraño, llegando casi al comedor o sala de estar vi muchos cuadros de santos por las pareces y las sillas por todo el perímetro del comedor y pensé que seria eso. El caso que mi intuición ya me dijo que era un domicilio de un curandero y en el suelo estaba una chica en el suelo que al parecer convulsionó. El caso de todo ello es que al final me di cuenta que era una consu’lta, mi intuición no fallo, ya me dijeron que era eso y entendí que ese cacharro de coger numero era por el tema de la consulta. La chica estaba sentada en el suelo y vi que no era una convulsion, era algo mas. Ella tenia unos ojos raros y profundos “dándome” cuenta que, esos ojos no tenia el blanco de los ojos, era todo negro y mirando con cara desafiante. La pobre chica hacia cosas raras, sentía que tenia alguien dentro de ella hasta que llego un momento que volvió en si y claramente se vio que cambio su conducta hostil, rara, riendo y haciendo ruidos con la boca. El curandero un tipo normal donde en ningún memento comento nada de nada, sabia que algo ocurrio en el domicilio donde tenia la consulta pero se reservo en comentar. Luego al proceder a irnos ya ni niebla ni nada dentro del mismo, es curioso como algo estuvo en la consulta y luego se esfumo.

¿Que seria? ¿Por que esa entidad que se sentía se fue o no hizo mas de lo que llego hacer a esa mujer?.

La cuestión que cada día existen mas posesos y nadie se dio cuenta de ello. Tenemos que tener presente que nadie esta a salvo de ello y tenemos que extremar precauciones porque nunca se sabe. Pues poco mas amigos lectores, espero que el relato os guste y sepan un poco mas de lo que nos envuelve.

Saludos a todos.

Miguel ángel.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s